Ruta 60, camino a Los Seismiles

En este mapa podemos ver la Ruta Nacional 60 y todas las localidades
y parajes por los que va pasando hasta llegar al Paso de San Francisco,
límite con la República de Chile. (Click en el mapa para ampliar).
La Ruta Nacional 60 es una importante carretera que une varias localidades de las provincias de Córdoba, La Rioja y Catamarca finalizando en esta última provincia en el límite fronterizo con la República de Chile, en el Paso de San Francisco.

En la actualidad, además de ser altamente transitada por toda clase de vehículos que la utilizan como parte de su recorrido hacia y desde el norte de la República Argentina, el tramo sobre la provincia de Catamarca, especialmente en el departamento Tinogasta, se ha convertido en un importante corredor turístico que incluye La Ruta del Adobe, Fiambalá, la Quebrada de Las Angosturas y Los Seismiles entre otros lugares de paisajes increíblemente
Ex estación del ferrocarril recuperada en El Salado.
atra
ctivos.

Río Abaucán-Colorado a la altura de la localidad de El Salado.
Hoy vamos a recorrer la Ruta Nacional 60 desde la localidad El Salado, hasta el paraje de Cazadero Grande. Esperemos en otra ocasión, poder llegar hasta el Paso de San Francisco. 

Para comenzar con nuestro recorrido por la Ruta 60, les dejo algunas fotos tomadas desde la ventanilla del colectivo -perdón por las imágenes de mala calidad- pasando por las localidades de El Salado, Tinogasta, El Puesto y La Falda, todas localizadas a lo largo de la ruta antes de llegar a Fiambalá como podemos ver en el mapa más arriba.

El Salado 
El Salado es una de las pequeñas localidades dispuestas a lo largo de la Ruta 60, luego de que la misma reingresa a territorio catamarqueño luego de pasar por pueblos de La Rioja. Desde el costado de la ruta es posible ver el cauce ancho y arenoso del Río Abaucán-Colorado que se dispone paralelo a la ruta en la periferia del pueblo.
Es interesante observar en esta zona los vestigios de las vías del ferrocarril en paralelo a la ruta que se conserva en algunos tramos. En épocas pasadas, cuando el tren llegaba a estos pueblos, la actividad en ellos era mucho más dinámica que en la actualidad. Hoy en día algunos pueblos parecen abandonados, fuertemente afectados por el fenómeno del éxodo rural.

Tinogasta
Unos kilómetros al norte llegamos a la localidad de Tinogasta, ciudad cabecera departamental. Esta ciudad es la más importante de la Región Oeste de la provincia con 11485 habitantes. Se encuentra a 271 kilómetros al oeste de San Fernando del Valle de Catamarca y a 50 kilómetros al sur de Fiambalá.

Ruta del adobe
Uno de los atractivos turísticos tradicionalmente promocionados es
El Puesto es uno de los pueblos dentro de la Ruta del Adobe.
La Ruta del Adobe. Este recorrido se extiende 50 kilómetros comenzando en la ciudad de Tinogasta y finalizando en Fiambalá. Durante ese trayecto encontramos monumentos históricos y capillas construidas con adobe.
El uso del adobe fue y sigue siendo una tradición arquitectónica ancestral que hace uso de materiales autóctonos como barro, paja y estiércol para la construcción de los edificios.
Iglesia de Nuestra Señora de Andacollo en la localidad de La Falda.
Existen en este paseo varias casonas antiguas e iglesias de hasta 300 años de antigüedad que han sido restauradas. La Iglesia Nuestra Señora de Andacollo es una de las más emblemáticas.

A cinco kilómetros de Anillaco, a un costado de la ruta, se encuentran vestigios en ruinas de la ciudad diaguita de Watungasta, construida justamente en adobe, cuyos orígenes se remontan hasta comienzos del primer milenio.

Los ladrillos de adobe fueron elegidos siempre y aún en la actualidad lo son, para la construcción de las casas. Claro, en estas tierras con gran amplitud térmica se comprende que se usen materiales aislantes. En el verano, las paredes de adobe amainan el calor reinante mientras que en el invierno, las temperaturas frías no penetran a las viviendas debido a la baja capacidad conductora del adobe. Al caminar por las calles de Fiambalá y demás localidades del departamento, vamos a observar que la mayor parte de las casas están de hecho construidas con ladrillos de adobe.

Fiambalá
Ahora sí llegamos a la localidad de Fiambalá, pueblo que podrás conocer a fondo haciendo click acá. En la siguiente foto, podemos ver un viñedo, la imagen clásica del espacio rural de Fiambalá. Observemos al fondo, la Sierra de Fiambalá y las dunas de arena acumuladas en sus laderas.
Guanchín
A sólo 12 kilómetros de comenzado el viaje desde Fiambalá ya ascendimos 250 metros y llegamos al paraje de Guanchín, en la zona pedemontana de la Sierra de Narváez. En este lugar la ruta gira hacia el sudoeste y corre paralela al Río Chaschuil abandonando así el Valle del Abaucán. Es el inicio de un recorrido de paisajes inolvidables.
Caprichosas geoformas en la zona de Loro Huasi.


Loro Huasi
Habiendo recorrido 18 kilómetros desde Fiambalá llegamos a Loro Huasi, a 1900 metros sobre el nivel del mar. En este paraje en el año 1996 se encontraron dos cuerpos momificados de forma natural que fueron trasladados al museo El Museo del Hombre en Fiambalá para su exhibición al público. En una visita a Fiambalá es más que recomendable hacer una parada en el museo.

Las escarpadas laderas con sus cárcavas son más que interesantes con formaciones que llaman la atención y valen una parada para observar. Recorrer esta zona de la ruta es quedar boquiabierto.


Algunas imágenes de esta zona↓

El Algarrobal
El bioma Arbustal del monte se manifiesta en Fiambalá y se extiende hasta esta zona distante a 25 kilómetros. La vegetación se caracteriza por un arbustal bastante abierto compuesto por especies como la Pichanilla (Senna aphylla) y el Retamo (Bulnesia retama) acompañadas por diversas especies herbáceas. En zonas cercanas a cursos de agua es posible encontrar bosques de Algarrobo (Prosopis flexuosa, Prosopis chilensis) como se da en este paraje llamado El Algarrobal. La tala indiscriminada es un problema y ha producido la desaparición de algunos bosques cercanos a la localidad de Fiambalá produciendo lo que se denomina desertificación, es por ello que los bosques de algarrobo de este paraje revisten de gran importancia.

Los paisajes desde el Algarrobal son fantásticos↓

Quebrada de Las Angosturas
Si seguimos adelante, a 40 kilómetros de Fiambalá llegaremos a la Quebrada de Las Angosturas. Sin dudas, uno de los lugares más coloridos y espectaculares del recorrido. Cerros de colores, ya sea rojo, rosado, gris, amarillo, etc. Es la etapa más colorida del viaje. El Río Chaschuil al costado de la ruta embellece más el paisaje de la quebrada.
Nos encontramos ya a 2500 metros sobre el nivel del mar.


Las cactáceas abundan en esta zona en las disgregadas laderas coloradas↓

El Río Chaschuil fluyendo por la base de la angosta quebrada, entre los cerros colorados↓

Algunas pequeñas dunas sobre las laderas de los cerros↓

El bioma va sufriendo una transición y la vegetación cada vez es más baja↓

 Observen este magnífico paisaje que abandonamos mientras salimos de la Quebrada de las Angosturas↓

Valle de Chaschuil
Cangrejos viviendo a 3000 metros sobre el nivel del mar.
Al finalizar la Quebrada de Las Angosturas, llegaremos al Valle de Chaschuil, a 3000 metros sobre el nivel del mar y a 65 kilómetros de Fiambalá.

Los paisajes en esta parte del camino son fantásticos. Según algunas traducciones Chaschuil significa es "reunión de valles” o quizá "cerro colorado". De hecho, las dos traducciones sirven para describir a este valle en la altura puneña.

Una Tola en flor.
Llegando al Valle de Chaschuil encontramos una vertiente de aguas cristalinas y frescas, afluente del Río Chaschuil llamada Agua de Los Cangrejos. Es allí que encontramos unos cangrejos pertenecientes a la familia Aeglidae. Sólo es cuestión de remover una de las rocas para observarlos.

Más adelante, los arbustos son reemplazados por plantas herbáceas y pastos amarillentos. Viajar por esta zona de yuyos aromáticos es una gran experiencia. Encontramos plantas como la Tola o el Pájaro bobo cubriendo grandes campos y en las cercanías del cauce del río o de las primeras vegas.

Un Tolar↓

Dos Guayatas en una vega↓

Una de las casas habitadas↓

La cría de ganado es su modo de subsistencia↓

Las cimas nevadas de la Cordillera de Los Andes comienzan a aparecer↓

Mientras el valle se hace más abierto y la ruta gira hacia el norte, los paisajes cambian. Una zona de un pedregal que cubre la base del valle, pequeñas rocas provenientes de la erosión de las montañas circundantes↓

Uno de los refugios al costado de la ruta. Hay un total de seis que se encuentran separados entre sí por distancias de 25 kilómetros aproximadamente. Ellos sirven para las emergencias que pudieran ocurrir a los viajantes contando con un intercomunicador↓

Estamos ya ingresando al bioma Estepa Graminosa Altoandina. La vegetación que encontramos se reduce a gramíneas duras que crecen en pequeñas matas amarillentas bastante separadas unas de otras. Algunas especies son las Stipa chysophylla, Stipa speciosa y Stipa frigida.

Observemos los colores de esos cerros↓

La Coipa
Cortaderas, a 3300 metros sobre el nivel del mar.
En el paraje llamado La Coipa encontramos el acceso a uno de Los Seismiles. El Monte Pissis, de 6882 metros sobre el nivel del mar, como podemos ver en el mapa arriba. Se trata de una senda apta sólo para vehículos 4x4.

Cortaderas
A 100 kilómetros de Fiambalá y a 3300 metros sobre el nivel del mar encontramos la Hostería Cortaderas, que brinda servicio de alojamiento 5 estrellas para los viajantes que deseen pasar la noche en las alturas.
Allí se encuentra una laguna artificial alimentada por las aguas del Río Chaschuil que cobra un color celeste, reflejando el cielo diáfano que caracteriza esta zona en casi todo el año.

La Hostería Cortaderas↓

Los Seismiles
Camino hacia Cazadero Grande.
La denominación "Los Seismiles" se debe a que en esta parte de la Cordillera de Los Andes catamarqueña existe un gran número de picos que superan fácilmente los 6000 metros sobre el nivel del mar, convirtiendo a esta zona de Catamarca en la segunda más alta del mundo luego del Himalaya. 
Desde Cortaderas aproximadamente en adelante, ya se pueden avistar algunos de los picos nevados. Claro está que para tener acceso directo a algunas de esas montañas hay que llegar al Paso de San Francisco o bien tomar alguno de los caminos sin pavimentar y sólo aptos para vehículos 4x4. En esta ocasión sólo veremos dos volcanes desde la zona entre Cortaderas y Cazadero Grande. Completando el recorrido es posible encontrarse con numerosos picos, entre ellos el Volcán Ojos del Salado, de 6891 metros sobre el nivel del mar, el volcán más alto del mundo.

En este caso, observamos al Volcán Nevado el Fraile, de 6061 metros sobre el nivel del mar↓

Seguimos adelante↓

Cazadero Grande
Hemos llegado a Cazadero Grande. Se encuentra a 122 kilómetros de Fiambalá y a 3400 metros sobre el nivel del mar.
Este lugar cuenta con su propio curso de agua, el Río Cazadero Grande, que desemboca en el Río Chaschuil. Este río proveniente también de deshielos, baja desde el Volcán Cazadero Grande, también llamado Walther Penck, de 6658 metros sobre el nivel del mar. Podemos observarlo allá a lo lejos↓

Un acercamiento↓

Más tomas de este río, que más bien parece un pequeño arroyo, de unos 3 metros de ancho↓

Un video realizado en la orilla del río↓


Colores↓

Avistamiento de fauna
Guanacos a la orilla de la ruta.
El bioma Estepa Graminosa Altoandina posee una fauna característica que no es difícil de ser observada, especialmente aquellas consideradas como emblemáticas de la zona como las Vicuñas (Vicugna vicugna) y los Guanacos (Lama guanicoe). Es altamente probable encontrase con ellos durante el recorrido. Otros mamíferos más escurridizos son el Zorro Colorado (Ducicyon culpaeus), el Gato andino (Felis oreailurus jacobita), el Puma (Puma concolor) o la Chinchilla grande (Chinchilla brevicaudata).
Entre las aves encontramos al Cóndor andino (Vultur gryphus) y a la Parina grande o Flamenco andino (Phoenicoparrus andinus) entre muchas otras. También es posible encontrarlas fácilmente en esta zona, especialmente desde Cortaderas en adelante.

Disfrutá de la galería completa, con 100 fotos tomadas en el trayecto Fiambalá-Cazadero Grande↓


El recorrido hasta el Paso de San Francisco aún continúa pasando por lugares como Las Peladas, las Termas de Las Grutas y otros puntos de interés que visitaremos en una próxima ocasión. Esperemos pronto poder llegar hasta el Paso de San Francisco. Mientras tanto mis agradecimientos al señor Nelson Chaile por su excelente trabajo de guía.

Fotos, texto y mapas por Stefan Sauzuk.
Se ruega respetar el Derecho de Autor.
PROHIBIDO EL USO DE LAS FOTOS sin contactarse previamente con el autor.
Para el uso de las imágenes consultar a Stefan Sauzuk escribiendo a stefan_sauzuk@yahoo.com


Fuentes consultadas:
Comentarios↓

3 comentarios:

  1. Realmente estoy sorprendida de la calidad y pasion con que haces que conozcamos esa hermosa Pcia, TE FELICITO , TU TRABAJO ES UNICO.

    ResponderEliminar
  2. hermosos los flamencos
    de donde vienen?
    soy hijadecatamarqueños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que migran del verano de la Laguna Mar Chiquita.

      Eliminar

por STEFAN SAUZUK. Para usar cualquier material del blog consultá a stefan_sauzuk@yahoo.com. Tema Etérea. Con tecnología de Blogger.